Ultimas
Inicio » Internacional » La injusta sentencia de Jeremy Hammond o Del hacktivismo y la congruencia política
La injusta sentencia de Jeremy Hammond o Del hacktivismo y la congruencia política

La injusta sentencia de Jeremy Hammond o Del hacktivismo y la congruencia política

La injusta sentencia de Jeremy Hammond o Del hacktivismo y la congruencia política

Por Aurora

“Buenos días. Mi nombre es Jeremy Hammond y estoy aquí para ser sentenciado por las actividades de hacker que realicé durante mi involucramiento con Anonymous. He estado encerrado por los últimos 20 meses y he tenido mucho tiempo para pensar cómo explicaría mis acciones…Los actos de desobediencia civil y acción directa por los cuales seré sentenciado el día de hoy son parte de los principios de igualdad y comunidad que han guiado mi vida. Hackeé docenas de corporaciones de alto nivel e instituciones gubernamentales, entendiendo de manera muy clara que lo que estaba haciendo estaba fuera de la ley y que mis acciones me podrían llevar a la prisión federal. Pero sentí que tenía la obligación de usar mis habilidades para exponer y confrontar la injusticia – y que la verdad saliera a la luz.”

Esto es parte de lo que dijo Jeremy Hammond antes de ser sentenciado a 10 años de prisión el 15 de Noviembre de este año en Estados Unidos. Esta sentencia le fue dictada por haber hackeado las computadoras de la compañía de seguridad privada llamada StrategicForecasting(Stratfor). Esta compañía posa como una compañía que ofrece servicios de inteligencia, pero en realidad se dedica al espionaje para otras compañías y agencias militares y de seguridad nacional de muchos países.

.
Algunos ejemplos del tipo de información y clientes que Stratfor maneja son Coca-Cola y Wal-Mart. A través de hackear la cuenta y exponer a la luz pública miles de correos de la empresa con varios de sus clientes, ahora sabemos que Stratfor espía a Occupy Wall Streat, Anonymous y Wikileaks.
Son muchos los aspectos que resultan relevantes en este caso: El primero de ellos es la desproporcionada sentencia para Hammond. Esto muestra claramente hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno de los Estados Unidos para castigar e infundir miedo en el mundo del hacktivismo. La forma en la que fue atrapado Hammond es también importante: otro hacker que utilizaba el nicko nombre de Sabu y era conocido como el líder de LulzSec, un brazo de Anonymous, fue quien proporcionó la información necesaria para que Hammondhackeara a Stratfor. Y no sólo eso, sino que incluso sugirió a Stratfor como un blanco deseable para los hacktivistas. El pequeño detalle es que Sabu era en realidad informante del FBI.

.
La infiltración de movimientos sociales, entre ellos de hacktivistas y anarquistas no es nueva y justamente entre los datos revelados por el hacking de Stratfor estaban los correos de 14 policías de los Estados Unidos que solicitaban información a la compañía, algunos de los cuales estaban infiltrando otros movimientos sociales.

.
La pregunta ahora es: Dado que Sabu trabajaba para el gobierno de los Estados Unidos y estuvo involucrado en la planeación del “crímen” ¿cuál es el grado de responsabilidad de alguien que simplemente ejecutó el plan, en este caso, Hammond?
La forma en la que el Estado y su industria de seguridad militar e inteligencia funcionan a favor de las empresas y pasan por encima de los derechos de los ciudadanos que eran espiados por Stratfor difícilmente sorprenden, sin embargo sigue siendo importante de mencionar.
Frente a todo esto, la posición de Hammond no sólo resulta coherente, sino también lógica y digna:

.
“¿Podría haber logrado lo mismo a través de medios legales? He intentado todo desde recolectar firmas para peticiones públicas hasta la protesta pacífica y he descubierto que los que están en el poder no quieren que la verdad se sepa. Cuando le hablamos con la verdad al poder, nos ignoran en el mejor de los casos y en el peor nos reprimen. Nos confrontamos a una estructura de poder que no respeta a su propio sistema de autoregulación y vigilancia, y ni hablar de los derechos de sus propios ciudadanos o de la comunidad internacional.
Lo primero que supe sobre política fue que George W. Bush se robó la elección presidencial en el 2000 y después aprovechó el racismo y el patrioterismo desatado por el 11 de Septiembre para desatar un ataque imperialista y no provocado contra Irak y Afganistán. Inocentemente salí a las calles a protestar pensando que nuestras voces serían oídas en Washington y que podríamos parar la guerra. En vez de eso, nos llamaron traidores y fuimos golpeados y arrestados.
He sido arrestado por varios actos de desobediencia civil en las calles de Chicago, pero no fue hasta el 2005 que utilicé mis habilidades en la computación para violar la ley como forma de protesta política…En prisión yo mismo he visto la terrible realidad de cómo el sistema de justicia destruye las vidas de millones de personas a las que se les mantiene cautivas detrás de las rejas. Mi experiencia ha solidificado mi oposición contra las formas represivas del poder y la importancia de defender lo que uno cree.”

.
Si bien podemos ver la creciente preocupación de los regímenes represivos frente a los hacktivistas, es aún más notable el creciente número de ejemplos a seguir, de hombres y mujeres dignos que no temen hablarle al poder con la verdad y arriesgarse para develar la corrupción de estos mismos regímenes.

.
Más información en inglés:
http://freejeremy.net/
http://www.salon.com/2013/11/18/hammond_stung_or_entrapped/

Acerca de Boka en Boka

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top