Ultimas
Inicio » Nacional » Desindustrializas, Precarizas y te vas: El sexenio de Felipe Calderón
Desindustrializas, Precarizas y te vas: El sexenio de Felipe Calderón

Desindustrializas, Precarizas y te vas: El sexenio de Felipe Calderón

XV Informe de violaciones a los derechos humanos laborales en México durante 2011

Por quince años consecutivos, el Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL), ha hecho una entrega puntual sobre las violaciones a los derechos humanos laborales en México. La difusión de tal instrumento de promoción y denuncia se enclava en los veinte años de existencia de nuestro centro al servicio de la dignificación de los mundos del trabajo.

La derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el año 2000 y la llegada de la alternan -cia con el Partido Acción Nacional (PAN), no significaron un cambio de rumbo en la política económica neoliberal del pa ís. Tampoco implicaron un viraje en la subordinación de la política laboral ante ésta última .

Antes bien, con diversos matices, los trabajadores y trabajadoras del país, experimentaron del 2001 al 2011, otra década perdida y la profundización de la violación y regresividad de los derechos humanos laborales. Hemos denominado a tal regresión Violencia laboral de Estado.

Ante ello, invocar la huelga de Cananea (junio, 1906), en nuestro IX Informe anual sobre la violación de los derechos humanos laborales en México durante el año 2005, titulado ¡5 pesos, ocho horas! La agenda laboral a 100 años de Cananea, no sólo encontró su justificación por el centenario de la lucha obrera (los mineros demandaban salario mínimo de cinco pesos y jornada laboral de ocho horas porque ganaban tres pesos en jornadas superiores a las diez horas y acabar con la discriminación laboral por  la que los mineros extranjeros ganaban más y obtenían mejor trato y mejores condiciones de trabajo), sino por la actualidad y semejanzas de lo vivido en los mundos del trabajo en esta década y la necesidad de discutir y analizar para definir lo que sería La agenda laboral siglo XXI, proyectando aquella lucha, convertida en la agenda laboral del siglo XX, desde la realidad laboral imperante en el México de hoy.

 

La crisis exhibió las debilidades del panista: ceder capacidad de intervención del Estado en el mercado de capitales de corto plazo, la no diversificación de las exportaciones, tasas de interés activas monopólicas, restricciones crediticias, incertidumbre en la tasa de cambio, ineficiencia administrativa y diversos problemas para realizar una fuerte inversión modernizadora, etc. Actuó mal frente a la crisis (Stiglitz, dixit) y cometió graves errores estratégicos, empecinado en llevar a cabo las llamadas reformas estructurales y en combatir al crimen organizado (por cierto, ambos empeños de dudosos resultados).

Primero, se dijo hasta la saciedad que estábamos blindados, por ejemplo, ante la excesiva especulación bursátil y financiera, y no previó un impacto mayor. Segundo, el problema se empezó a reconocer tardíamente, y se pensó erróneamente, que se disponía de fuerza suficiente para atacarlo. Tercero, lejos de hacer las estimaciones adecuadas, se improvisó. Cuarto, al improvisarse los planes, no se enfocó, ni priorizó debidamente, dónde concentrarse. Errores perpetuados, pues no se abandonó el dogmatismo neoliberal. Como resultado del mal diagnóstico de la crisis, México ha tenido uno de los  peores desempeños económicos en el mundo (incluso por debajo de Jamaica o Haití), provocando un retroceso de cuatro años en términos de valor patrimonial, mayor empobrecimiento o desempleo, no obstante el optimismo oficial.

Lejos de lograr un crecimiento económico, productivo y con equidad, más bien consolidó la tendencia de un crecimiento fragmentador que profundiza la mala distribución del ingreso y acentúa su concentración. La décima parte de los hogares mexicanos más ricos, tiene ingresos equivalentes a 439 mil 597.2 millones de dólares (41.3 por ciento del ingreso total nacional), de acuerdo con las últimas cifras del Banco Mundial.

Concentraron 5.9 puntos porcentuales más del ingreso nacional, ya que en 2004 el porcentaje  era de 35.4 por ciento del ingreso total de ese año (267 mil 701.5 millones de dólares). Tan sólo 11 mexicanos que aparecen en la lista de multimillonarios de Forbes de 2011, suman una fortuna de 125 mil 100 millones de dólares, equivalentes al 13.3 por ciento del Producto Interno Bruto (sólo la fortuna de Slim equivale al 8 por ciento del PIB).

 

TODO EL INFORME EN:

http://redtdt.org.mx/media/descargables/FINAL%20XV%20I%20CEREAL%202011baja_1.pdf

 

.

Acerca de POZOL COLECTIVO

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top