Ultimas
Inicio » Chiapas » «la respuesta del ayuntamiento de Chenalhó son la mentira y la falta de respeto», Abejas de Acteal
«la respuesta del ayuntamiento de Chenalhó son la mentira y la falta de respeto», Abejas de Acteal

«la respuesta del ayuntamiento de Chenalhó son la mentira y la falta de respeto», Abejas de Acteal

«Estamos a un mes de conmemorar la Masacre de Acteal y celebrar con alegría los 30 años del nacimiento de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal»

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

22 de noviembre de 2022

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas

A las y los Defensores de los derechos humanos

A los Medios libres y alternativos

A los Medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Este importante día volvemos a reunirnos para escuchar y compartir lo que dice nuestro corazón en esta Tierra Sagrada que quisieron cubrir de muerte y desolación hace casi 25 años, pero cuyos guardianes verdaderos han logrado mantener como un capullo de esperanza para el mundo. Uno de esos guardianes, de los principales, fue Manuel Vázquez Luna (Manuelito), nuestro hermanito sobreviviente -hijo de nuestro hermano catequista jefe de Zona, Alonso Vázquez y nuestra hermana María Luna- para quien nuestros corazones hoy quieren cantar, reír y tronar los dedos, animándonos en muchas lenguas, como él lo hacía, al recordar lo que con su vida y su paso nos enseñó.

A diez años de la pascua de Manuelito, que conmemoramos el pasado 10 de noviembre, tampoco olvidamos las trágicas circunstancias de su muerte, cuando falleció tras estar 20 días en el Hospital de Las Culturas por complicaciones de una picadura de araña y la deficiente atención médica que enfrentó, igual como lo hacemos millones de hombres y mujeres indígenas en este país. Esto, cuando por fin había vencido un tumor cerebral que le aquejaba, después de 3 duros años de combatirlo con el apoyo de su familia, de nuestra Organización y de los hermanos solidarios de la Ciudad de México que también han acompañado a los sobrevivientes de la masacre en sus largas y penosas rehabilitaciones desde hace un cuarto de siglo que está por cumplirse el próximo mes. Fueron las enormes ganas de vivir de Manuelito, empeñándose activamente en que no se olvidara la verdad de lo ocurrido en esta Tierra Sagrada, hasta ver llegar la justicia por la Masacre cometida por paramilitares priístas y cardenistas de Chenalhó que se llevó a sus padres, a su abuelita, a un tío, a tres de sus hermanas mayores, una menor y otra hermanita de brazos, junto con 36 otros mártires y 4 bebés nonatos con cuya vida también terminaron de manera violenta, las que le permitieron vivir 15 años más (tenía doce años cuando vivió y sobrevivió la Masacre de Acteal), encarnando el verdadero espíritu de Las Abejas: sin odio en el corazón ni deseos de vengarse de los perpetradores o de los autores intelectuales de la Masacre que coordinaron el Plan de Campaña Chiapas 94 para acabar con la insurgencia zapatista en la región. Hoy nos hace bien recordar este cuento con el que Manuelito demostraba en qué consisten los principios no violentos por los que sus padres dieron la vida, que seguimos practicando y que seguramente, él aprendió a muy corta edad:

Estaba caminando entre los árboles cuando oí una voz que me llamaba: ¡Manuel! ¡Manuel! – Volteé a donde se escuchaba la voz, pero no vi a nadie. Otra vez escuché la voz, ahora más fuerte: ¡Manuel! ¡Manuel! ¡Veme a la cara si eres hombrecito!- Entonces me di cuenta de que era un pajarito el que me estaba hablando.- ¿Qué quieres? le respondí. Contestó el pajarito:

– ¿Tú mataste a mis papás? ¡Dímelo!

– Sí, yo fui. Perdón, no sabía que eran tus papás.

– ¿Dónde están mis papás?- volvió a preguntar el pajarito.

Manuelito se toca su panza con las manos dando a entender que se los comió. El pajarito vuelve a hablar, pero su tono es más suave y conciliador:

– Te perdono porque me dijiste la verdad. Ahora podemos ser amigos.1

Nuestro juntot Rafael Landerreche, nos recordaba que desde el dolor profundo de “un niño al que la violencia le ha arrancado a sus padres y hermanos nos llega una voz (…) que propone amistad… ¡para los asesinos de sus padres! (…), con una condición insoslayable: la verdad”.2 Ante el horror de la Masacre y la impunidad, seguimos exigiendo que se publique ya el Informe de Fondo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre el Caso 12.790 Manuel Santiz Culebra y Otros (Masacre de Acteal), para que aflore la verdad y atestigüemos sus consecuencias.

Lo malo es que la Verdad es lo único totalmente incompatible con el sistema capitalista, pues no se puede comprar ni vender, ni genera ganancia. Por eso ninguna autoridad del estado mexicano en estos 25 años se ha atrevido a reconocer la verdad hasta sus últimas consecuencias, ya que en los hechos sólo han respondido con dinero e impunidad.

Y parece que las mismas tácticas de alargar los juicios y desgastar lo más posible a las víctimas, sus familiares y demás testigos de estos crímenes, se están aplicando en el juicio para esclarecer el asesinato de nuestro hermano y compañero Simón Pedro Pérez López, pues el juzgado de control de Pichucalco suspendió la tercera audiencia, sin dar nueva fecha y hora para realizar el juicio oral en contra de quien presionó el gatillo para quitarle la vida. Exigimos que dejen de dar largas y que se lleve a cabo pronto la audiencia que fue diferida, además de que no sólo se investigue al autor material sino a los autores intelectuales del asesinato de nuestro compañero defensor de derechos humanos que murió de manera parecida a nuestros hermanos mártires, en el empeño activo y No-Violento de construir la paz para su pueblo violentado.

Hermanas y hermanos; estamos a un mes de conmemorar la Masacre de Acteal y celebrar con alegría los 30 años del nacimiento de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal y en nuestro balance en cuanto al respeto pleno de nuestros derechos humanos y de la justicia en general, vemos que tanto las autoridades municipales de Chenalhó como el mal gobierno de Chiapas y de México, no nada más no han cambiado sus actitudes arbitrarias y corruptas, al paso de 25 y 30 años de nuestra lucha y caminar, vemos que se ha enraizado la impunidad y proliferado la violencia en el Municipio de Chenalhó como en todo México.

Le volvemos a recomendar al Sr. Abraham Cruz, presidente municipal de Chenalhó, aprender de la historia de hace 25 años, cuando su antecesor Jacinto Arias Cruz, alcalde de Chenalhó en ese entonces, por su altanería y odio que le tenía a nuestra Organización, cumplió al pie de la letra lo que le ordenaba su jefe Julio César Ruiz Ferro, gobernador de Chiapas en ese entonces: formar al grupo paramilitar y repartirles armas a las comunidades priístas y cardenistas para atacar a bases de apoyo del EZLN y a nuestra lucha No Violenta. Esa decisión lo hizo protagonista de una de las etapas más terribles y vergonzosas de la historia moderna de México.

Tanto el ayuntamiento de Chenalhó como sus autoridades comunitarias deben revalorar los principios de paz y de respeto que desde tiempos inmemoriales regían a nuestro pueblo tsotsil, ya que con ellos se mantenía sano el tejido comunitario y social con cada uno de sus habitantes. Sin embargo, hoy nos indigna compartirles que la respuesta del ayuntamiento de Chenalhó junto a sus agentes de las comunidades de Campo Los Toros, Bach’en, Col. Puebla y Centro Nuevo Yibeljoj, son la mentira y la falta de respeto. Hoy se confirma que estas autoridades oficiales carecen de memoria e ignoran cómo impartir la justicia que nos merecemos por todos los agravios de los que hemos sido víctimas desde hace 25 años. Y aunque se tapen los oídos volvemos a exigir lo siguiente:

Reconexión inmediata de los servicios de agua y luz eléctrica de nuestras compañeras y compañeros de las comunidades de Campo Los Toros y Bach’en.

Retiro de la sanción impuesta a nuestro compañero Francisco Arias Cruz de la Colonia Puebla con la cantidad de 10 mil pesos.

Reconocimiento a nuestras compañeras y compañeros de la comunidad Nuevo Yibeljoj, de los derechos que les corresponden para hacer uso de una porción del terreno creado como campamento civil de la Organización Las Abejas de Acteal desde el 17 de octubre del año 2000.

Respeto a los integrantes de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, cese a la violación de sus derechos fundamentales por no estar alineados con los gobiernos y programas vigentes. Resolución pronta y dialogada de los conflictos.

A pesar de nuevos dolores, nuestra memoria no se cansa de hablar y es que a 30 años de lucha y 25 de la masacre, dejó esta tierra Don Daniel Jiménez Sánchez de la comunidad de Tzajalch’en, dando su servicio en la organización de la lucha pacífica no violenta. Lamentablemente, como Manuelito, Simón Pedro, Don Bernabé y muchos otros de nuestros mayores, no pudo ver llegar la justicia en nuestro Municipio, pero su ejemplo de trabajo incansable y honrado durante 71 años, cumpliendo siempre con los trabajos de la organización, nos seguirá impulsando para no rendirnos en la lucha por la vida y por la justicia.

Por la misma causa, el Padre Marcelo Pérez ha luchado de modo incansable y sin miedo al lado de su pueblo, siguiendo el ejemplo de Jesús y de jtotik Samuel. Los poderosos no le han perdonado esto a ninguno de los tres, razón por la cual el Padre Marcelo actualmente continúa con una orden de aprehensión sin fundamentos pero que pueden hacer efectiva en cualquier momento. El gobierno aprovecha el dolor de los familiares de los desaparecidos en Pantelhó durante el periodo más álgido de violencia en los meses pasados para incriminar a los que denunciaron valientemente que los encargados del municipio y los narcos estaban de acuerdo y lograron mediar para atender las causas de la violencia y evitar más muertes.

Hoy pedimos por que pare también la violencia desatada entre diferentes grupos del crimen organizado en San Cristóbal de las Casas, desde donde el padre Marcelo sigue denunciando en cada misa lo que pasa y quiénes son los responsables, por lo que también está amenazado y su vida corre peligro.

Hermanas y hermanos; estamos a 30 días de conmemorar 25 años de la cruel Masacre de Acteal y la celebración de los 30 años de nuestra Organización, les pedimos estén pendientes para el día 28 de noviembre del presente año día en que haremos pública la convocatoria formal y el programa de nuestro magno-histórico evento a realizarse los días 21 y 22 de diciembre de 2022.

Sobre la impunidad, ¡CELEBRAMOS LA VIDA!

Desde Acteal, Casa de la Memoria y Esperanza.

Atentamente

La Voz de la Organización sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:

Manuel Pérez Jiménez

Presidente

Antonio Ramírez Pérez
Secretario

Víctor Manuel López Gómez

Tesorero

Mariano Sánchez Díaz
Sub Secretario

https://acteal.blogspot.com/2022/11/estamos-un-mes-de-conmemorar-la-masacre.html?m=1

Acerca de POZOL COLECTIVO

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top