Ultimas
Inicio » Covergencia Medios Libres » MÉXICO: LA VIOLENCIA DEL ESTADO CONTRA LOS ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA.
MÉXICO: LA VIOLENCIA DEL ESTADO CONTRA LOS ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA.

MÉXICO: LA VIOLENCIA DEL ESTADO CONTRA LOS ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA.

XXI INFORME DEL CENTRO DE DERECHOS HUMANOS DE LA MONTAÑA DE GUERREO, TLACHINOLLAN.

| Desde las trincheras de Ayotzinapa: la defensa por la educación y la vida de los hijos del pueblo.

CONCLUSIONES DEL APARTADO: LA VIOLENCIA DEL ESTADO CONTRA LOS ESTUDIANTES DE AYOTZINAPA.

Mientras los gobernantes, partidos políticos y empresarios se ponen nerviosos porque se avecina el 26 de septiembre – el aniversario de la desaparición forzada de los 43 estudiantes de Ayotzinapa –, doña María Araceli Ramos originaria y vecina de San Juan de la Flores con lágrimas en los ojos y la rabia contenida se pregunta ¿Por qué yo? Porqué yo he tenido que padecer la desaparición forzada de mi padre en los años setenta y ahora la de mi hijo Cutberto Ortiz Ramos, que desde el día 26 de septiembre fue detenido por la narco-policía municipal de Iguala con la complacencia de autoridades Estatales y Federales. Contiene las lágrimas, la rabia y la impotencia, su mirada yerma se postra en el horizonte de un pueblo marginado de la Costa Grande que ayer como hoy sangra y llora por sus desaparecidos.

A los poderosos por su parte les inquieta las movilizaciones que se avecinan y lo que se pueda generar. Piensan en la integridad y fortaleza de las instituciones, la gobernabilidad, los negocios y el turismo. Mientras doña María Araceli se sigue preguntando de qué sirven las instituciones, la democracia de la que tanto hablan en la radio y la televisión, si todo sigue igual. En aquellos años cuando no había democracia y derechos humanos desaparecieron a mi padre ahora que supuestamente hay un régimen democrático, otra vez desaparecen a mi hijo. ¿Qué ha cambiado? Es difícil contestarle a doña Mari. Pero nos queda claro que lamentablemente su vida refleja la historia desgarradora de nuestro estado de Guerrero. El drama y el dolor de los desaparecidos de la llamada guerra sucia están tan latentes como siempre.

A los políticos que poco les importa los derechos humanos, que no conciben la importancia de ofrecer verdad, justicia y no repetición a las víctimas, hoy en día pululan por las plazas públicas con discursos fatuos y superficiales prometiendo lo que jamás cumplirán. Arrogantes y prepotentes simulan en el servicio público, se corrompen y se alían con los delincuentes para extorsionar y lastimar a los pobres. Así hizo Abarca.

Esos son los servidores públicos e instituciones que los grupos de poder se empeñan en defender. A éstos poco les interesan los desaparecidos y los muertos, pero si se escandalizan con las protestas del magisterio, de las normales rurales y los campesinos. Los llaman revoltosos y si la policía los mata y desaparece, bien merecido se lo tienen.

Son esos grupos caciquiles que han perseguido a los normalistas rurales allá en los años de gloria de la educación socialista, esos que ahora aplaude por nuestros desaparecidos y llama a cerrar las normales rurales. Esas concepciones generan un marco que reedita las graves violaciones a los derechos humanos en nuestro estado, que justifica la impunidad, la pobreza y marginación, la prepotencia de las autoridades y la clase política que hoy nos tiene al borde del precipicio.

Nos queda claro que los crímenes del día 26 de septiembre no fueron un hecho aislado, por el contrario existe un patrón sistemático de agresiones a las normales rurales y en específico a la de Ayotzinapa. Por lo demás, el día de los hechos los estudiantes estuvieron monitoreados por fuerzas federales y estales de seguridad y castrenses desde que salieron de la escuela hasta cuando corrían horrorizados por las calles de Iguala pidiendo refugio y auxilio. Los testimonios ilustran la presencia de elementos del Ejército Mexicano y Policía Federal en los diferentes puntos de agresión. La deducción lógica no explica como desde las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana ninguna autoridad ni fuerza de seguridad hizo acto de presencia para prevenir muertes y desapariciones y ¿cómo en una toma de autopista o edificio público en 20 minutos llegan más de mil policías? A los padres y madres de familia y estudiantes están seguros que el asesinato y desaparición de sus hijos y compañeros es responsabilidad del Estado Mexicano y todas sus instituciones.

Las madres y padres de familia caminarán para obtener verdad y justicia y lograr la presentación con vida de nuestros desaparecidos, pero también caminarán con todas las organizaciones sociales por el país que tienen los mismos dolores y sufrimientos, con el objetivo de luchar por la presentación de con vida de nuestros 43 estudiantes, por conocer dónde están los otros 26 mil desaparecidos y para forjar un mejor mañana, una aurora más nítida donde podamos vivir todos y todas.

INFORME COMPLETO EN: http://www.tlachinollan.org/xxi-informe-desde-las-trincheras-de-ayotzinapa-la-defensa-por-la-educacion-y-la-vida-de-los-hijos-del-pueblo/

VIDEOS CDH TLACHINOLLAN: https://drive.google.com/folderview?id=0BzAO7MK6gfd7flc4U1FHcHNKSWQ3RTd1M1YxYV9abFRyNFp2TG43dlRXU0RwSGpFMm45ZEU&usp=sharing

Acerca de POZOL COLECTIVO

Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top